Edit

María Isabel Rueda

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Previous
Next

Una de las misiones de este museo es no solo exhibir el arte colombiano de todos sus períodos, sino presentar la producción de mujeres artistas. En esa dirección hemos ofrecido trabajos de Débora Arango, Lucy Tejada, María Thereza Negreiros, Beatriz González, Olga de Amaral, Feliza Bursztyn, Fanny Sanín, Ana María Rueda, Clemencia Echeverri, Ruby Rumié, Erika Diettes y Doris Salcedo, entre otras. Muchas de esas muestras se han celebrado para coincidir con el Encuentro de Mujeres Poetas que se lleva a cabo hace 38 años durante una semana en el mes de julio.

En esta ocasión tenemos la presencia de María Isabel Rueda, una artista muy posicionada en el arte contemporáneo colombiano y que trabaja en múltiples medios como el dibujo, la pintura, la fotografía, el video e instalaciones, logrando con estos medios reflexiones y cuestionamientos en pos de la redefinición de los mismos.

María Isabel Rueda nació en Cartagena en 1972. Estudió en las universidades Jorge Tadeo Lozano y Nacional, en esta última realizó la maestría en Artes. Su actividad se incrementa a partir del nuevo mileno elaborando inicialmente proyectos fotográficos, lo que la llevó al dibujo articulando relaciones entre estas dos disciplinas. La argumentación de sus obras se ha enriquecido por el cómic, la zoología, la botánica, la pornografía y las estilizaciones del Art Nouveau. Su campo de acción visual evoca paradojas en un amplio espectro que incluye no solo el final de los tiempos sino el comienzo de estos. El paso del tiempo y su flujo es también una preocupación que ha influido en la estética de sus trabajos.

En la presente exhibición, la primera vez que presentamos su trabajo en este museo, se han escogido obras materializadas a través de distintos medios que puedan abarcar las diversas preocupaciones de su propuesta creativa. Videos a partir de animaciones como Los deberes del Amor u otros de carácter documental donde la arquitectura y el fantasma de un artista tan peculiar y potente como Norman Mejía y su castillete en ruinas en la costa colombiana. Igualmente fotografía como la pieza Muelle en negativo y el mural de varios metros de alto y ancho a partir de su obra Superficies sensibles de 2015. Naturalmente dibujos en distintos formatos entre ellos Mi destino está en tus manos y La Llorona.

La obra pertinente, cuestionadora e imaginativa de María Isabel Rueda seguramente impactará y seducirá a los espectadores que la aprecien al tiempo que los ayudará a redefinir la utilización y uso de los medios utilizados.

Miguel González
Curador
Recomendados
error: