EL MUSEO RAYO EXHIBE


 

OMAR RAYO - PINTURAS


Para esta exposición de la colección del Museo, ofrecemos pinturas al acrílico de Omar Rayo cuyas imágenes reflejan su interés por la geometría del tejido. En los títulos de algunas de las obras se puede percibir la intención de realzar ciertos aspectos de este arte. En particular se enfocan la urdimbre y el ovillo. Se llamó “Urdimbre germinal” una gran exposición en el Museo Rayo en el año 1990. Otros cuadros aluden a la araña y su labor (en japonés “Kumo”, “Kumo no su”), a los quipus incaicos, a la cestería colombiana y a los tejidos caseros. Rayo expresó muchas veces en textos y entrevistas su admiración por las telas Paracas encontradas en su viaje seminal por Sudamérica. La urdimbre y la trama son los elementos fundamentales del arte del telar, nacen del encuentro de hilos en movimiento que, al entrelazarse, crean una nueva superficie. Rayo estaba consciente de que las formas que resultaban de este encuentro se transformaron en símbolos cósmicos ancestrales, o en el hilo narrativo de las mitologías. La urdimbre, la trama, el cruce de hebras, el ovillar y desovillar devinieron una parte esencial del lenguaje particular de este artista. Al estudiar su obra, se puede ver que Rayo llegó a lo abstracto desde lo concreto. En sus primeras series figurativas se ve la geometría como un elemento esencial de la realidad. En sus dibujos de los 50s, Rayo busca las correspondencias entre formas geométricas en los rostros, los cuerpos, los paisajes. Su obra evoluciona hacia la expresión de esa esencia compartida de la materia. Se nutre de las geometrías prehispánicas y en México empieza a enfocar más el diseño abstracto en los bodegones y paisajes. Allí, Rayo descubre el intaglio donde las figuras se depuran aún más y donde comprende las infinitas posibilidades del doblez. Del doblez emerge la cinta que será plegada, enlazada y tejida en las pinturas de los 60s como “South Light”, de 1965. Pero antes que la cinta existió el nudo. Esos primeros relieves experimentales representaban cuerdas, e hilos anudados otras formas de tejer sin telar. Más en la pintura el hilo, el nudo y la madeja del grabado cedieron a las franjas y las rayas entrelazadas que persistieron aún en los acrílicos del siglo XXI para resurgir en series como Nudobilia en grabado, y en los acrílicos Ovillollivos de finales de los 70, los 80 y 90. En una inversión de la secuencia que produce el tejido, vemos desde los 60s pinturas en las que se ve claramente el entramado textil como Private Property No 2 del 66. En la pintura, el hilo se convirtió en franjas de color o rayas blancas y negras como Sunday in the Attic, 1966, produciendo un diseño aparentemente abstracto. El tejido continuó haciendo parte de obras ejecutadas hasta en el Siglo XXI como los “Mateo’s Toy”. Aunque se pueden encontrar en pinturas tempranas formas ovilladas como “Sugamuxi”, del 70, que es más red o nasa que ovillo, éste en sí aparece como tema al final de los 70s y se prolifera en los 80 y 90 hasta la Crisálida del arrebol del siglo XXI. Se asocia con la búsqueda del volumen que Rayo atribuía a la conciencia del inicio de la vida en la matriz. La palabra ovillo, sugiere la fecundidad del ovo. En las pinturas tiene forma ovalada, envuelve como crisálida y es un poderoso símbolo de lo femenino. Lo es también el tejido percibido en nuestras culturas como trabajo de mujer. Estas tejedurías nos entregan parte de la clave a un proceso creativo en que el mago ilusionista parte de lo artesanal para hacernos ponderar el misterio de la geometría inherente en la vida. En la sala de los ovillos se encuentra un pendón del año 99 en el que este aparece como blasón de un estandarte tejido por la alquimia de lo imposible.

ÁGUEDA PIZARRO RAYO
Directora Museo Rayo.

XXXIII Encuentro de mujeres poetas

Encuentro mujeres poetas colombianas
Carta convocatoria, bases del concurso ediciones embalaje e información general del XXXIII Encuentro de mujeres poetas colombianas.

XLIII Concurso infantil de dibujo a color

Omar Rayo
El Museo Rayo de Dibujo y Grabado Latinoamericano y el Ministerio de Cultura, invitan a los niños y niñas de Roldanillo y de toda Colombia, a celebrar el tradicional CONCURSO INFANTIL DE DIBUJO A COLOR que se llevará a cabo el próximo 22 de Abril de 2017.